Consecuencias para el diseño LAN al introducir Categoría 8.1

Qué está sucediendo
El rendimiento de transmisión en el cable de cobre de par trenzado está aumentando de 10 a 25 y 40 Gigabit/s, la frecuencia de transmisión hasta 2000 MHz. Los comités de normalización han llegado básicamente a un acuerdo sobre este salto cuántico.

Sin embargo, habrá que acortar los enlaces para poder manejar las pérdidas de atenuación y la diafonía. Con 40GBase-T la distancia debe ser de 24 m. Con 25GBase-T, los últimos hallazgos sugieren que una distancia de 50 m bien podría ser factible. Para 10GBase-T la distancia se mantiene en 90 m.

Bueno saber
Lo que ahora es importante es que los planificadores, usuarios y responsables de la toma de decisiones miren al futuro y tengan en cuenta las distancias más cortas y las nuevas opciones. La experiencia demuestra que cualquiera que invierta hoy en una LAN va a querer utilizar el cableado durante más de 15 años. La gente busca un futuro garantizado y seguridad de inversión.

Hasta la fecha se han tenido en cuenta principalmente aplicaciones en el área del centro de datos para 40GBase-T. 25GBase-T podría ser de interés para el sector LAN. Las posibles aplicaciones para 25 Gbit/s en el cableado estructurado de oficinas y edificios ya se están haciendo evidentes. Por ejemplo, los puntos de acceso WLAN de las generaciones venideras necesitarán anchos de banda superiores a 10 Gbit/s. 25GBase-T haría posible este esperado avance evolutivo.

Zonas de velocidad variable en la LAN:

Con un alcance de 50 m, 25GBase-T podría cubrir dos tercios de todas las longitudes de enlace típicas de las redes de datos locales. Esto a su vez también pone el foco en el uso de sistemas Cat. 8.1 en la planificación LAN.

Declaración
El Categoría 8.1 resultaría en un diseño LAN con velocidad de transmisión dependiente de la longitud. Una planificación bien pensada de la utilización puede cubrir los requisitos de transmisión más exigentes.

Un punto importante es la selección de componentes. Recomendamos seleccionar sistemas Cat. 8.1 con el acreditado formato RJ45. La alternativa Cat. 8.2 no son más ventajosos en cuanto a velocidad de transmisión y requieren cables adaptadores comparativamente caros y engorrosos.

Al evaluar los productos, los planificadores deben asegurarse de que los componentes Cat. 8.1 son compatibles con la versión anterior. Si, por ejemplo, el usuario desea seguir utilizando Cat. 6A, debe ser posible al menos una transmisión de 10GBase-T. ¡Advertencia! Este no es el caso de algunos productos.

Otra recomendación: Dos mediciones para la aceptación formal deben realizarse después de la instalación, una para el Cat. 8.1 y otra para Cat. 6A.

R&M está en primera línea para este salto cuántico en el cableado de cobre. El laboratorio de R&M en Wetzikon está desarrollando el innovador Cat. 8.1 productos para cableado LAN. Serán 100% retrocompatibles y ofrecerán un rendimiento inigualable.



Help us improve. Send your feedback and suggestions to connections@rdm.com


Matthias Gerber

By Matthias Gerber

Market Manager LAN