Control de las redes en tiempo real

Fusión del mundo real y el digital
La digitalización avanza de manera inexorable. Es posible incorporar miniordenadores, actuadores y sensores (sistemas integrados) en prácticamente cualquier objeto del mundo físico y conectarlos a Internet mediante una dirección IP. Así es como nacen los cibersistemas físicos, el Internet de las Cosas (IoT) y, en definitiva, las redes inteligentes.

Durante este proceso, cantidades ingentes de información acaban en la nube, donde se reconstruye gradualmente una imagen digital integral del mundo real. En los centros de datos se crean copias de objetos, artículos y procesos en forma de bits y bytes.

Las redes de datos también adquieren y procesan su situación actual y el entorno que les afecta. El mundo real y el digital se fusionan. Esta tendencia abre oportunidades para crear nuevos modelos de negocio.

Imagen digital de la red y la infraestructura de red limitada a la representación de la conectividad.

Imagen digital de la red y la infraestructura de red limitada a la representación de la conectividad.

Imagen digital con la incorporación del hardware de TI.

Imagen digital con la incorporación del hardware de TI.

Imagen digital con la incorporación de la adquisición de influencias ambientales.

Imagen digital con la incorporación de la adquisición de influencias ambientales.

Supervisar también el cableado
Una conexión en red completa y potente constituye un criterio decisivo para aplicar satisfactoriamente el Internet de las Cosas y hacer un uso eficaz de las imágenes digitales. Si el cableado de fondo es insuficiente, la comunicación de las antenas, los sensores, los controles y los servidores resulta sencillamente imposible. Las redes inteligentes exigen infraestructuras fiables, lo que supone también tener que recabar información exhaustiva sobre el cableado en tiempo real. ¿De qué sirve la supervisión de capa superior de una red si se ha desconectado un conector de red o se ha enchufado incorrectamente sin que nadie lo note?

Tener en cuenta las interfaces de las redes inteligentes
R&M ha llegado a la conclusión de que las interfaces existentes entre el mundo físico y el digital deben planificarse de manera diferenciada para poder establecer una imagen digital operativa. Cada proyecto exige requisitos y soluciones diferentes en cuanto a las redes de sensores y a la técnica de conexión. Deben evitarse las discontinuidades de los medios. La cadena digital y la interoperabilidad han de diseñarse de forma constante.

La consulta detallada y la evaluación deben preceder siempre a la planificación. Por ello recomendamos que la planificación de proyectos relevantes la realice un socio experimentado como R&M.

 



Help us improve. Send your feedback and suggestions to connections@rdm.com


Dr. Jan Kupec

By Dr. Jan Kupec

Innovation Project Manager